¡Una ruta por el verdadero Madrid con la tropa!

Madrid, esa ciudad de tres millones de habitantes cubierta por una boina de humo en donde nos gusta vivir. Con su atasco permanente, su río que no es río y sus calles llenas de graffiti, tiene algo que atrapa al de fuera y al natural. Vivir en el centro es una experiencia que engancha, lo saben los que se han quedado y los que se han ido. Y también con niños. Al ser padres, muchos hemos cambiado las soleadas buhardillas que se esconden tras cinco tramos de escaleras, por pisos de alquiler con ascensores minúsculos en los que a duras penas cabe el Bugaboo. No tenemos vistas, pero el parquet cruje a nuestros pies, inventando historias de principios de siglo. No tenemos playa, ni comunidad con piscina, pero no lo cambiamos por nada.

Ruta en Madrid con niños

Ruta en Madrid con niños

Ruta en Madrid con niños

Durante años, hemos vivido en la zona de Conde Duque, una de mis favoritas en la capital. El Madrid de los Austrias me engancha de noche, con sus calles angostas y las luces en las terrazas de mejores vistas, pero Conde Duque enamora de día. Amanecer en Malasaña, probar el mejor café de la ciudad y caminar por un barrio a espaldas de la Gran Vía, donde la gente se saluda por su nombre, y los comercios tradicionales conviven con las tiendas más hipster, es conocer el verdadero Madrid.

Ruta en Madrid con niños

En Noviciado, la mercería Victoria, con más de 120 años de antigüedad, se encuentra frente al taller de Peseta, donde Laura, crea sus colecciones con originales telas de todo el mundo. Muy cerca, en Olula, estampados propios conviven con diseños independientes, objetos de decoración para la casa y en especial para los niños.

Ruta en Madrid con niños

La plaza de Comendadoras es parada obligatoria. Siempre soleada por la mañana, es una buena opción para un desayuno tardío o un almuerzo en horario infantil. El Federal Café ofrece uno de los mejores desayunos de la ciudad, cuenta con tronas y está situado frente a un parque de columpios justo en la plaza. Y al lado, el Museo ABC de dibujo e ilustración, alberga la colección permanente del diario, desde 1891, y multitud de exhibiciones, talleres y actividades que acercan las artes gráficas a los más pequeños.

Ruta en Madrid con niños

Ruta en Madrid con niños

A un paso, el Cuartel de Conde Duque, que da nombre al barrio. Además de exposiciones temporales, conciertos y muchas más actividades, el Centro Cultural Conde Duque alberga el Archivo General de la Villa de Madrid (citado por primera vez en el S.XV) y una Biblioteca Municipal con un gran espacio para niños y bebés, que es un imprescindible en nuestras tardes lluviosas.

Ruta en Madrid con niños

De vuelta hacia Plaza de España, en Crumb puedes probar los sandwiches más deliciosos que puedas imaginar, con pan de elaboración propia, hecho con masa madre y harinas ecológicas, y acompañados de unas patatas revolconas a las que los niños no se suelen resistir.

Ruta en Madrid con niños

El día no estaría completo sin ver el atardecer desde el Templo de Debod, un templo egipcio regalado a España por su ayuda para salvar los templos del Valle de Nubia, en peligro con la construcción de la Presa de Asuán. Está situado en un pequeño parque con varias zonas de columpios, desde el que se puede acceder al Parque del Oeste e incluso a la Casa de Campo. Un lugar mágico donde el sol se pone teñido de vivos naranjas, rojos o rosas, y desde donde despedir la jornada cargados de energía.

by Ruth de Julepe de Menta. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR