Guerra y paz en la Sierra de Andújar

Pedimos permiso a Tolstoi para utilizar el título de su novela junto a una de las zonas más solitarias y bellas de España. Hace muchos años fue escenario de batallas que cambiaron la historia. Nos referimos a la de Baecula (la primera vez que Escipión el Africano tuvo enfrente a los cartagineses), la de las Navas de Tolosa (cuando la coalición de reyes cristianos derrotó a los almohades de Miramamolín y le quitó las cadenas que hoy forman el escudo de Navarra) y la de Bailén (primera derrota del ejército napoleónico en una batalla campal).

Sierra de Andújar

Hoy, se puede hacer en coche cincuenta kilómetros por estos parajes sin ver a nadie. A nadie humano, nos referimos. De la guerra a la paz casi total de nuestros días.

Amanece entre las encinas:

Sierra de Andújar

Recorreremos la carretera que enlaza las poblaciones de La Carolina y Andújar. Observen en un mapa que no hay ningún núcleo urbano y todo el recorrido transcurre por el centro de Sierra Morena.

Pueden transitar en cualquiera de los dos sentidos, subiendo desde Andújar o desde La Carolina. Precisamente La Carolina tiene un bonito plano ortogonal porque se fundó en el siglo XVIII con colonos alemanes. En primavera, todos los cerros que la rodean están verdes y repletos de flores:

Sierra de Andújar

Conforme vayan ascendiendo atravesarán el que fue poblado minero de El Centenillo:

Sierra de Andújar

Encontrarán algunos miradores con vistas extraordinarias en medio de un silencio total. No pasan ni aviones, solo oirán el viento y los insectos. Por ejemplo, la vista sobre el valle del Guadalquivir con la niebla matinal es un espectáculo:

Sierra de Andújar

O esta otra donde se ve a la izquierda el Castillo de Baños de la Encina y, al fondo, Linares:

Sierra de Andújar

Si no es época de monterías, también escucharán el silencio cuando se asomen al embalse del Jándula:

Sierra de Andújar

Los amantes de la naturaleza podrán ver muflones, corzos, venados, jabalíes, zorros, águila imperial y, con suerte, lince ibérico:

Sierra de Andújar

Les acompañarán durante todo el trayecto los toros de lidia que pastan a sus anchas por las dehesas de la Sierra:

Sierra de Andújar

Cerca de Andújar pueden visitar el santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, en esas montañas del fondo. Si es la época de la romeria encontrarán gente de toda España.

Sierra de Andújar

Y cuando caiga el sol asistirán a unos crepúsculos por los que habría que pagar entrada, fíjense:

Sierra de Andújar

Se trata de una de las carreteras más bonitas de España. Vayan a echar el día antes de que pongan un peaje que, por otro lado, pagaríamos bien a gusto.

by RF 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR