Escape Room, ¡Un juego para hacer en familia y pasártelo bomba!

¿Has oído hablar de los Escape Room? Hay montones de ellos en Barcelona, de hecho cada vez más y todos diferentes y muy divertidos. ¿No sabes de qué te estoy hablando? El escape room es, en pocas palabras, un juego de escapismo en donde te lo pasarás bomba. Más aún si haces un escape room con niños.

No te preocupes, la primera vez que oí “Escape Room” tampoco sabía de qué se trataba y cuando me lo explicaron seguía un poco con la duda, creo que realmente hay que vivirlo para saber exactamente lo que es. Intentaré aquí despejarte algunas dudas y convencerte de por qué es una actividad que recomiendo que hagas, tanto si tienes niños como si no.

El escape room es un juego en vivo que se hace en lugares habilitados para ello, en Barcelona cada vez hay más y más salas porque todos nos hemos ido enganchando, ¡Cuando hagas uno, tú también acabarás queriendo más! Es un juego para hacer en grupo, mientras más sean mejor se lo pasarán. El límite de personas es según las reglas de la sala en que vayas a jugar. Para que te hagas una idea, lo mínimo son 2 personas y lo normal es que el máximo sean 5 ó 6 pero, repito, cada lugar tiene sus normas.

Bien, ¿Y qué hace un grupo de personas en un escape room? Básicamente se trata de que tienes 1 hora para completar una misión. ¿Qué misión? Eso depende de dónde estés jugando. Cada sala tiene una temática distinta y está decorada y ambientada acorde a ella. Antes de entrar a jugar te explicarán exactamente cuál será tu cometido y qué puedes o no puedes hacer. Por lo general, siempre tienes que encontrar “algo” o resolver “algún misterio”.

Una vez sepas cuál es tu misión, estés en la sala y empiecen a correr los 60 minutos para completarla, aquí se dispara tu adrenalina y empieza la diversión. ¡Las risas están aseguradas! Recuerda, cada sala está ambientada y decorada, lo que significa que te encontrarás con muchos objetos muy bien colocados, por instinto empezarás a revisarlos, tocarlos, tratando de encontrar alguna pista que te ayude a completar tu cometido. Todo lo harás pitando porque el reloj va haciendo tic tac, ¡Vamos que tú y tus compis estarán como locos!

El juego finaliza a la hora, hayas o no completado tu misión. En cualquiera de los dos casos, se lo habrán pasado estupendamente…

Ahora, ¿Por qué les hablo de esto? Porque recomiendo fervientemente hacer un escape room con niños. Es un rato diferente para disfrutar en familia, haciendo una actividad distinta a cualquier otra que puedas hacer. Lógica, ingenio, memoria, destreza, todo será necesario y puesto en práctica.

Eso sí, debes saber que no todos los Escape Room son aptos para niños, deberás comprobar muy bien esto antes de hacer la reserva. De igual manera, deberás asegurarte de la edad mínima con la que pueden participar y saber que en la mayoría de los casos, deben estar acompañados por algún adulto.

Si te ha agradado la idea, estos son algunos (hay más) de los Escape Room que he encontrado que pueden hacerse con niños: Lock Clock, The Escape Hunt Experience, Chicken Banana y Enigma, este último lo hice con un peque de 10 años y fue increíble ver cómo se divertía y resolvía las pistas, muy recomendable.

¿Te animas?

by Inés Carvalho. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR