Bilbao, un día en esta moderna ciudad

Llevo varios años en España y siempre he oído decir la siguiente frase: “el norte (refiriéndose al norte de España) es muy bonito.” Antes de ir y comprobarlo por mí misma no dudaba que fuera así, pero debo decir que la frase personalmente no me motivaba lo suficiente como para hacer el viaje. Ya he ido, dos veces y… ¡quiero más!. La citada afirmación se queda corta, ¡hay que cambiarla! porque el norte de España es, como mínimo, “muy” bonito y tiene mucho que ofrecer, para muestra el artículo de la semana pasada, pero hoy les hablaré un poco de Bilbao y qué se puede hacer en esta moderna ciudad si tienes poco tiempo. 

Bilbao, un día en esta moderna ciudadCuando viajamos con el reloj en contra, muchas veces nos limitarnos a hacer esas (todas o casi todas) cosas “imperdibles”, corriendo de un lado para otro, entre montones de turistas, sin apreciar realmente la esencia del lugar. Con los años he ido cambiando la manera en que viajo, especialmente si voy a un sitio por primera vez y no dispongo de mucho tiempo. He aprendido que no todo se puede hacer en un día o dos y, que lo más importante es dejar que esa ciudad, pueblo, región, te cautive y quieras volver. Por supuesto, incluyo en el recorrido algunos de esos must (los imperdibles de los imperdibles, llamémosles así) sin ninguna presión, camino con libertad y con muchas ganas de que el lugar me sorprenda. Te muestro aquí una parte de la ruta que hice hace menos de un año.

Bilbao es una ciudad de vanguardia, esto se aprecia cuando la recorres. Modernas construcciones, mucho arte en la calle, armonía y belleza en su arquitectura, cuenta además con una gastronomía mundialmente reconocida y aclamada. ¡Un buen pack!

Bilbao, un día en esta moderna ciudad

La Plaza Moyúa puede ser un buen punto de partida para iniciar el recorrido, los edificios de alrededor son preciosos, recomiendo tener un mapa porque desde ella puedes ir en 8 direcciones distintas. No te asustes, Bilbao o, al menos el centro donde se concentra el mayor atractivo para el visitante, es pequeño. Desde la plaza puedes llegar al Museo Guggenheim (si sigues la calle Recalde Zumarkalea), lo primero que encontrarás será a Puppy, una gran escultura en forma de caniche cubierta de coloridas flores naturales del artista Jeff Koons.

Bilbao, un día en esta moderna ciudad

Los alrededores del museo se merecen apreciarlos con calma, tanto si te gusta o no su estructura, vale la pena detenerse allí. Mejor aún es, entrar y ver las modernas exposiciones que ofrece.

Bilbao, un día en esta moderna ciudad

Esta es otra obra de Jeff Koons, se llama Tulipanes. Al fondo, la pasarela al borde de la Ría de Bilbao, vista desde el interior del museo.

Bilbao, un día en esta moderna ciudadBilbao, un día en esta moderna ciudadBilbao, un día en esta moderna ciudad

Desde el Guggenheim puedes seguir caminando por el borde de la ría, en dos sentidos: hacia el Puerto de Bilbao, donde hay un restaurante increíble y realmente auténtico La Lonja de Olabeaga, buena comida de mar (aunque también tienen carnes) y atención estupenda, o en el otro sentido, hacia el Casco Viejo al que te llevo hoy.

bilbaoundiaenestamodernaciudad

Vayas en el sentido que vayas, no debes perderte esta escultura metálica en forma de araña cuyo nombre es Mamá, de la artista Louise Bourgeois, y aunque puede que a algunos les cause un poco de impresión vista en fotos, cuando la tienes enfrente es impresionante. Esta misma escena, pero al anochecer es la imagen de cabecera de este artículo ¿Es preciosa, verdad?. Éste era uno de mis “imperdibles de los imperdibles”, pasear por el Guggenheim de noche y hacerle una foto a Mamá iluminada. Otro must, el Puente de Calatrava o Zubizuri.

Bilbao, un día en esta moderna ciudad

Seguimos nuestra ruta hacia el Casco Viejo, esta zona se torna realmente interesante durante la noche, sus famosas 7 calles están repletas de locales de pintxos y de gente alegre disfrutando de la vida (entiéndase comiendo, bebiendo y compartiendo con amigos). Sugiero hacer una “ruta de pintxos“, es lo que hice con mi esposo y nos divertimos y comimos un montón. Nosotros confeccionamos nuestro top ten particular, según sugerencias de internet sobre los mejores locales de pintxos en el Casco Viejo (sí, entramos a 10 locales ¡uno tras otro!) y nuestros favoritos fueron Gure Toki y La Olla.

Bilbao, un día en esta moderna ciudad

Después de tanto pintxo y zurito (como le dicen los bilbaínos a la cerveza) y, ¿porqué no? alguna otra vuelta que hagas por la ciudad, puedes culminar el día viendo el Guggenheim de noche.

En el Slideshow encuentras (en orden) algunas imágenes tomadas durante el recorrido que relato aquí, empezando en la Plaza Moyúa y terminando cómo no, con unos pintxos. 

 

by Inés Carvalho

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR