Ámsterdam, recorrerla con esta guía será muy fácil

Cuando se trata de Ámsterdam, lastimosamente en lo primero que se suele pensar es en los coffee shops y en el Red Light District, cosa que ha originado que muchos tengan una idea un tanto sesgada de la ciudad. ¡Ámsterdam es muchísimo más que todo eso!, de hecho cuando la recorres te das cuenta cómo estos espacios que, ciertamente existen, quedan diluidos dentro de una maravillosa urbe. Caminarla realmente es una delicia, no sólo lo creo yo, sino que también lo hacen Marc y Ghiselle, quienes vienen nuevamente a la carga con más recomendaciones.

Ámsterdam

Si resulta que estás planificando un viaje a la capital de los Países Bajos o tienes curiosidad por saber qué hay en ella por ver o hacer, lo que viene a continuación te interesa. ¡Allá vamos! ¿Estás listo?

Ámsterdam

1. Hacer un free tour por la ciudad: Recomendado 100%. Es prácticamente un must hacerlo el primer día de la estadía. Te enseñan mucho de la ciudad, su peculiar arquitectura, su historia. Te hablarán sobre la invasión nazi, los constantes incendios, la historia del dique, te muestran los mejores locales para comer, beber y “fumar”. Tiene una duración de aproximadamente 3 horas y parten desde la Plaza Dam.

Ámsterdam

2. Recorrer el barrio Jordaan. Es el barrio bohemio de la ciudad y el más bonito. Tiene muchas tiendas de artesanía, cafés muy lindos y es el lugar ideal para ver los canales, el más bonito de ellos es Brouwersgracht. ¡Asegúrate de reservarte unas horas para dar una buena caminata por esta zona!

Ámsterdam

Ámsterdam

3. Entrar a la Casa Anna Frank. ¡Vale la pena! Te cuentan la historia de cómo comenzó la persecución en la ciudad, cómo estuvieron escondidos 2 años en un ático los miembros de 2 familias y, al final, ves el diario original de Anna con las otras novelas que escribió durante su escondite. Es recomendable comprar los billetes online, si no los tienes, debes saber que las colas son realmente largas y sólo puedes entrar desde las 3:00pm y, además, cierran temprano.

Ámsterdam

4. Ya que estás por aquí, acércate a la Westerkerk, es la mayor iglesia protestante de Holanda y data de 1631.

Ámsterdam

5. Recorrer el Barrio Judío. Aunque no es tan atractivo como el Jordaan, es recomendable su visita. Fue destruido durante la Segunda Guerra mundial, cuando llegaron las tropas nazis a la ciudad. Ahora es un barrio con construcciones más modernas y algo abstractas.

Ámsterdam

6. Pasearte por la Plaza Dam: Es la plaza del centro de la ciudad, queda muy cerca de la estación central de trenes, así que será casi imposible que no pases por allí. En ella se encuentra el Obelisco, que es el monumento nacional y representa a los soldados holandeses fallecidos durante la Segunda Guerra mundial. También está el Palacio Real y el famoso Museo Madame Tussaud. 

Ámsterdam

7. Visitar el Rijksmuseum. Es el Museo Nacional de Ámsterdam, hay una gran colección de obras de pintores y escultores holandeses, entre ellos, Rembrandt y Van Gogh. Tiene la mayor colección de pinturas holandesas del Siglo de Oro. También te encuentras con famosos pintores de otros países, como por ejemplo: Francisco de Goya. La entrada es mejor adquirirla online porque se hacen largas colas y es recomendable visitarlo temprano, ya que a partir de las 11 de la mañana hay demasiada gente.

Un puntazo si lo visitas en invierno es que podrás visitar el mercado holandés con la pista de patinaje que colocan justo enfrente.

Ámsterdam

8. Otro museo que es recomendable conocer es el Museo Van Gogh, aunque debes saber que las obras más famosas del artista no están aquí.

9. Conocer el Begijnhof. Es un conjunto de casas donde originalmente vivía la hermandad femenina católica, las beguinas. Dentro de este lugar está una de las dos casas más antiguas de Ámsterdam (del siglo XVI) su fachada es de madera. Luego de un gran incendio, este tipo de casas fueron prohibidas. Dentro del recinto, que es un remanso de paz dentro de la ciudad, está la capilla clandestina más antigua. La entrada a Begijnhof es gratis, pero sólo puedes entrar a ciertas horas, cuando no haya misa o cuando las mujeres que ahí viven allí se sientan cómodas con la visita turística. Está prohibido acercarse a sus casas, sólo se pueden ver desde la plaza y debes visitarlo en silencio.

Ámsterdam

10. Ver el Molino de viento Gooyer y tomarte una cerveza. Es el único molino que queda más próximo al centro de Ámsterdam, en su interior funciona una fábrica de cerveza artesanal, la Brouwerij’t IJ, donde tienen bastantes tipos de cerveza y está construida sobre lo que antes eran unos baños públicos. ¡Salud!

Ámsterdam

11. Vivir la Heineken Experience. Si quedaste con ganas de más cerveza, puedes hacer un tour por la antigua fábrica Heineken. Aquí te contarán la historia de la familia y cómo Gerard Heineken fabricó la primera cerveza y lo convirtió en el negocio familiar. Te explican además, cómo se hace la cerveza y te dan a probar el zumo de malta con el que la fabrican. ¡Al final del tour te dan souvenirs y birras recién hechas!

Ámsterdam

12. Hacer un crucero nocturno por el río Dam. ¡Atención! Hay que hacer reserva con tiempo porque es muy demandado. Dura 2 horas y te llevan por los canales más emblemáticos, incluido las “casa bote”, te dan aperitivos y bebidas y podrás ver la ciudad de noche y ¡desde el agua! Sin duda, una forma muy distinta a verla en tierra y de día. Se aprecian mejor las “drunk houses”.

Ámsterdam

13. Una vuelta por Barrio Rojo. ¡Es un must! pero de noche, así ves el movimiento y la vida del barrio y su color característico. De día es otro barrio más pero vacío y como recomendación no tener ni siquiera la intención de tomar fotos, hay muchos graffitis que lo advierten, puedes ir preso. Las prostitutas se ofenden y podrían llamar a la policía. Pero es impresionante ver las cabinas rojas rodeando una iglesia, un hospital y cafés.

14. Darte una vuelta por el Bloemenmarkt, el mercado de las flores de Ámsterdam. Es un buen lugar para comprar bulbos, en especial de tulipanes.

Ámsterdam

15. Toparte por la ciudad con la cantidad de estatuas que en ella se encuentran. Resistirte a tomarle fotos es casi imposible.

Ámsterdam

16. Alquilar una bicicleta y conocer la ciudad tal como la recorren los locales. ¿Te atreves?

Ámsterdam

17. Perder la cuenta contando sus canales y fisgonear las casas bote…

Ámsterdam

Ámsterdam

¿Y después de tanto paseo habrá que comer, no? ¡Por supuesto!

El barrio chino en Ámsterdam es muy famoso y en él hay muchas opciones, sólo tienes que echar un vistazo y entrar al más que más te apetezca. Para los más atrevidos, un tentempié diferente puede ser un arenque, por la ciudad vas encontrando distintos lugares donde comprarlo.

Pero, Marc y Ghiselle nos recomiendan visitar el Café Sonneveld, un pequeño restaurant en el barrio Jordaan, muy cerca de la casa de Anna Frank. Tienen menú a buen precio. Aquí no hay que dejar de probar las albondigas holandesas con puré de verduras… ¡Riquísimas! Ahh! y la cerveza artesanal que tienen.

Para los más golosos, Ghiselle al teclado: Hay que ir a Van Stapele Koekmakerij, ¡tienen las mejores cookies de chocolate que me he comido en la vida! Te las hacen al momento, sólo debes esperar un rato afuera porque es un sitio muy pequeño y como es su especialidad (y es lo único que venden) siempre hay cola, pero son deliciosas, algo caras pero valen la pena. Además, el lugar es muy lindo con una decoración de estilo clásico.

By Marc Cano, Ghiselle Butron e Inés Carvalho. 

P.D. También puedes leer el post sobre qué hacer un domingo en Ámsterdam.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR